Translate

lunes, 29 de octubre de 2012

Microrrelato Terrorífico


Últimamente andamos todos con mucha prisa, si que en vez de andar contando todo al detalle, vamos a lo resumido. De ahí ha salido la última moda en literatura, los microrelatos.
Aquí os dejo uno de mío, de terror, pero recordad que no debe de ser una gran maravilla, si no muchas emocines en un fasco pequeño.


 La Nueva España      

El caso “araña” llega a su fin. El cuerpo de Thais Gómez  ha sido encontrado junto a tres pruebas que implicarían al Museo Guggenheim  por la extraña aparición de “Mamá”, una de sus  esculturas, en el asesinato de Thais y diez niños más. El juicio se realizará el 20 de Enero. La prueba más sorprendente ha sido la libreta de Thais, que ha aparecido en todos los medios de comunicación, con mucha información que ha ayudado a implicar a los sospechosos.

Intenté leer esta noticia sin llorar miles de veces, pero aún no lo he conseguido. Tan solo recordar ese día hace que mis ojos se inunden de lágrimas, y que la angustia me coma por dentro.

Todo comenzó por un maldito trabajo para clase. Thais y yo compartíamos habitación en el viaje de estudios. Necesitábamos hacer un trabajo así que nuestras manos llevaban unas sosas libretas que nos habían dado al llegar al Guggenheim.

La motivación brillaba por su ausencia, y nuestras miradas se notaban frías, huecas y escondían  indiferencia y  aburrimiento.

La noche llegó,  y con ella las calles se vaciaron lentamente.  A lo lejos oí una voz, que decía que Mamá no estaba, y que había que llamar deprisa a la policía.

Por un instante pensé que quién lo había dicho tenía un problema grave de locura, pero al ver que las calles se llenaban de reporteros con la noticia: “¿Dónde está Mamá?, supe que era cierto, la escultura más terrorífica del museo había desaparecido.

Avisé a Thais de que teníamos que irnos, pero ella no quería marcharse. A penas teníamos dos líneas escritas en nuestros cuadernos, y cuándo me di cuenta, ninguno de nuestros compañeros o maestros estaba ya en el museo.

Poco a poco los malos pensamientos empezaron a invadirme y realmente estaba asustada, mi respiración iba a mil por hora, y me caían lágrimas de los ojos.

A mi reacción Thais respondió como siempre: “Serás miedica.”

Unos minutos más tarde, cuando solo se sentía el frío de la noche, decidimos salir del museo, pero no recordábamos la dirección del hotel en el que nos alojábamos. Nuestra mejor idea fue descansar un rato en un pequeño callejón que estaba a unas calles del museo. No tardé mucho en oír un “tic-tac” que me ponía de los nervios. Thais ya estaba durmiendo, pero yo no conciliaba en sueño, porque ese “tic-tac” cada vez sonaba más fuerte y cercano. Sentía un fuerte dolor en el pecho, y tenía un horroroso presentimiento. Vi una sombra negra que pasaba rápidamente y justo después una lluvia roja caía sobre Thais y sobre mí.

Lo único que me dio tiempo a ver fue el suelo inundado de sangre y lo que quedaba de un niño.

Al despertarme me sentía mareada y dolorida, pero eso no era lo más raro. Estaba en una gran tela de araña, junto a unos diez cadáveres . Sus cabezas rodaban por el suelo cuál pelotas, y la sangre lo manchaba todo de un vivo rojo. Thais no estaba. El tic-tac que tan nerviosa me ponía reapareció en la escena, y descubrí de donde venía. Unas grandes patas de metal negro se acercaban lentamente a mí, y cuando me dio tiempo a mirar hacia arriba, vi el cuerpo muerto de Thais.

No sabía qué hacer, y ya tenía asumido que me quedaban segundos de vida, cuando un rayo de sol entró en el callejón, y la araña se quedó paralizada.

Tuve que esperar a que la gente saliera a la calle para desatarme, y más tarde llamaron a la policía, que me hizo cientos de miles de preguntas.

Mi cara reflejaba terror, y me sentía fatal…Había perdido a mi mejor amiga…

Todavía  siguen investigando el caso, pero nadie se cree que una estatua cobrara vida. La noche es muy larga, y si nadie lo evita, a “Mamá” aún le van a quedar muchas noches, en las que repetirlo todo. El ¿Por qué? Aún es un misterio.
Hasta luego. Ojalá os gustara ;).

Por cierto, dentro de poco os pondré otro.

2 comentarios:

  1. Me gustó mucho ^^ Os sigo ^^ Me encantan este tipo de historia!!!
    Bss

    ResponderEliminar